Vuelta al mundo de las últimas realizaciones

Miércoles 14 Diciembre 2016

Transporte por cable.

Kuelap.  Perú.
Cuando una telecabina participa en el desarrollo turístico de una región

FOTOS © Poma

Favoreciendo el acceso al sitio turístico de Kuelap gracias a una telecabina de última generación, el gobierno peruano piensa aprovechar la dinámica lanzada/empezada para desarrollar el turismo del conjunto de la región Amazonas y dar una oferta más completa y más competitiva.

El ex-presidente peruano Ollanta Humala lo había predicho « el proyecto de telecabina para el sitio arqueológico de Kuelap debería permitir a la región Norte del país aporta una oferta turística más completa al igual que la del Sur. Con Kuelap, podemos articular un pack turístico tan competitivo ». Facilitando el acceso al sitio de Kuelap, ahora accesible en veinte minutos contra tres horas caminando antes, el gobierno piensa aumentar la asistencia de un sitio  sin duda magistral y milenario pero demasiado desconocido. Las autoridades peruanas esperan recibir anualmente cerca de 120 000 turistas contra 40 000 hoy. Además, el Mincetur, el ministerio de comercio exterior y del turismo peruano, cuenta con la nueva telecabina y por lo tanto con el desarrollo del sitio para permitir a la población local ver su nivel de vida crecer ya que el aumento del número de turistas debería desarrollar la artesanía, la hotelería, los transportes, pero también las infraestructuras en electricidad o también las carreteras. Hoy en día, el sitio es principalmente visitado por peruanos (a 75%) pero la telecabina debería permitir desarrollar la clientela internacional del sitio así destacado.
Ubicado a más de 1 350 kilómetros de Lima, la ciudad de los Chachapoyas era uno de los tesoros arqueológicos los más confidenciales del país, sin duda con el acceso facilitado, los turistas podrán llegar en gran número y descubrir este lugar único, marcado por la historia precolombina que forjó la fuerte identidad cultural del país.

Poma se inscribe en el desarrollo económico y turístico de Kuelap
El Mincetur invirtió cerca de 81 millones de Soles para la construcción de la telecabina de Kuelap y el desarrollo del lugar, es decir cerca de 24 millones de dólares. Desde el mes de octubre de 2011, la concepción de la telecabina de Kuelap fue encomendada a la sociedad francesa Poma. Pronto se hicieron los primeros estudios y las obras pudieron comenzar. Los distintos postes fueron despachados/entregados por helicóptero, un excelente medio de preservar el medioambiente natural del lugar y para acelerar la duración de las obras. Con un largo de más de 4 kilómetros, la telecabina concebida por Poma está equipada con 26 cabinas permitiendo embarcar cada una 8 personas. En paralelo, numerosos servicios para los turistas son planificados, como un bar-restaurante y también terrazas panorámicas dejando apreciar la vista sobre el rio Tingo y el valle de Utcubamba.
En Kuelap, Poma se inscribió en un verdadero proyecto de futuro, permitiendo desarrollar el turismo y la economía local.

Nombre de la instalación: KUELAP
Comitente: Ministerio de Comercio Exterior y Turismo
Contratista: Ingeniera y Control de Obras
Tipo de maquinaria: GD8
Constructor: Poma
Montaje: Consorcio Telecabinas Kuelap
Estudios topográficos: ICCGSA
Genio civil: ICCGSA
Excavación: ICCGSA
Instalación eléctrica: Semer
Fecha de puesta en servicio: 03/12/2016
Altitud estación motriz: 2.275 m
Altitud estación de tensión: 2.933 m
Desnivel: 658 m
Largo siguiendo la cuesta: 4.028 m
Debito provisorio: 500 p/h
Debito definitivo: 1.000 p/h
Velocidad nominal: 6 m/s
Duración del recorrido: 12 min
Largo de la vía: 6,1 m
Proveedor del cable: Fatzer
Diámetro del cable: 50 mm
Tipo de pinza: LP
Número de pilares: 23
Número de vehículos: 26
Potencia del motor: 810 kW

Brighton.  Inglaterra.
I360 British Airways Sigma da altura a Brighton!

Es oficial, la torre más alta de observación del mundo está en marcha. Es en Brighton, en el sur de Inglaterra, que el 4 de agosto, la cabina con forma de platillo volador concebida por Sigma se lanzó hacia el cielo.

Los amantes de las alturas pueden así embarcar para un viaje de una veintena de minutos. La cabina necesita seis minutos para llegar a los 138 metros, altura a la cual los 200 pasajeros podrán admirar la vista recorriendo los 180 metros cuadrados de la cabina.
Donde antes estaba la famosa West Pier, hoy se lanza la majestuosa torre. ¡Y esta pequeña joya es francesa! Es al grupo Poma que se debe la concepción de toda la parte « pod and drive system », que incluye la cabina panorámica firmada Sigma y  el conjunto de los equipos que le permiten subir y bajar a lo largo de la torre. El grupo francés firma así un verdadero teleférico vertical para el deleite de los visitantes.
Además sus características excepcionales, la torre presenta la particularidad de tener su propia barra, de qué tomarse una copa fácilmente frente a un panorama inédito.

EL pico Espejo.  Venezuela.
Doppelmayr pone su firma en el teleférico más alto del mundo

Los teleféricos que permitían acceder hasta el pico Espejo desde Mérida, cerrados en 2008, retomarán finalmente el servicio gracias al grupo Doppelmayr/Garaventa. Más que un importante atractivo turístico para la región, los cuatro teleféricos de Mukumbarí son motivo de orgullo nacional.

Desde 1958, Mérida estuvo siempre conectada al pico Espejo y a sus 4765 metros de altitud. Este sistema de cuatro unidades encadenadas conforma el teleférico más alto del mundo. En 1991, el cuarto de sus tramos fue cerrado a raíz de un accidente mortal; los otros tres fueron clausurados más tarde, en 1995. El teleférico de Mérida operó nuevamente a partir de 1997, aunque parcialmente, y se clausuró nuevamente en 2008. Durante dos años, continuó sin funcionar, pero, en 2010, el Ministerio de Turismo se hizo cargo nuevamente y decidió devolverle su prestigio al teleférico.
Para dar nuevo impulso al Mukumbarí —el nombre de este sistema de cuatro unidades, que significa "allí donde duerme el sol"—, las autoridades venezolanas no escatimaron esfuerzos y replantearon totalmente la instalación. La obra de los nuevos teleféricos fue confiada al grupo Doppelmayr y a su filial Garaventa. Del viejo teleférico, solo se conservaron el trazado y los cimientos de las estaciones. Para el resto, se replanteó y se modernizó absolutamente todo con un diseño vanguardista.

En las estribaciones de los Andes, Doppelmayr/Garaventa pusieron su firma en una instalación excepcional: cuatro teleféricos de tipo vaivén (ida y vuelta). El cliente, la empresa pública Venezolana de Teleféricos (VENTEL), que depende del Ministerio del Poder Popular para el Turismo (MINTUR), se vio cautivado por la larga experiencia del Grupo como fabricante de teleféricos. Doppelmayr/Garaventa fue contratada para dirigir el proyecto, con la responsabilidad de realizar los estudios y ejecutar las obras.

Tras largos meses de trabajar a grandes alturas y en condiciones climáticas a menudo difíciles, el sistema de teleféricos de Mérida ya ha retomado el servicio. Durante la ejecución de las grandes obras, los caprichos de la meteorología fueron probablemente uno de los mayores desafíos para el grupo Doppelmayr/Garaventa, junto con la logística: fue necesario transportar hasta la montaña a los empleados, además de un total de 34 000 toneladas de materiales, hasta alturas que iban de los 1600 metros a los 4800 metros sobre el nivel del mar, incluyendo 210 kilómetros de cables de suspensión y 110 kilómetros de cables de tracción, además de 9 pilotes (3 para cada uno de los 3 primeros tramos).

Una obra excepcional para vehículos excepcionales: CWA, el especialista en cabinas del grupo Doppelmayr/Garaventa, suministró 8 cabinas Kronos para equipar las 4 secciones del teleférico. Con lugar para 40 pasajeros sentados y 20 de pie, las cabinas cuentan con todo el confort necesario para un trayecto único, la experiencia de volar por encima de los valles y a la vista de las cumbres andinas. Nada quedó librado al azar, ni los vidrios de seguridad, ni el confort de los asientos, ni la ergonomía de la cabina, ni los sistemas de iluminación y de aislación térmica, mucho menos el color de las cabinas. CWA pintó especialmente las cabinas de cada sección. Las del primer tramo lucen los tres colores de la bandera venezolana; las otras representan, cada una de ellas, uno de los tres colores de la bandera nacional: el azul, el rojo y el amarillo.
Las edificaciones no se quedan atrás: la estación superior Pico Espejo se reconstruyó íntegramente y ahora incluye un bar, un restaurante, un museo y una terraza panorámica desde la que es posible admirar el pico Bolívar, la cumbre más alta de Venezuela. Las exigencias del pliego de condiciones y las expectativas de las autoridades venezolanas eran muchas y justificadas: el teleférico de Mérida es la atracción más visitada del país y es parte fundamental de su reputación y de su imagen.

Este medio de transporte, cuya explotación está a cargo de VENTEL, es teleférico vaivén más largo del mundo (longitud total: 12,5 km repartidos en 4 secciones) y, de ahora en adelante, está al servicio de los turistas y de la población de la región. Gracias a las proezas logradas por el grupo Doppelmayr/Garaventa, Mukumbarí debería recibir, según el Ministerio de Turismo de Venezuela, cerca de 500 000 visitantes por año. En cuanto a las repercusiones turísticas, serán considerables, tanto para la ciudad de Mérida como para la región.

Sistema de transporte:
Teleférico Mérida-Pico Espejo

Cliente: Venezolana de Teleféricos (VENTEL), Ministerio del Poder Popular para el Turismo (MINTUR)
Ubicación: Mérida (Venezuela)
Desnivel total: 3200 m
Longitud total: 12 500 m
Unidades: 8 cabinas para 60 personas (40 sentadas)
Diámetro del cable de suspensión: 46 mm
Diámetro del cable de tracción: 35 mm
Flujo: 330 personas/hora
Velocidad máx.: 7 m/seg

Sección Barinitas – La Montaña
Longitud: 3427 m
Desnivel: 864 m
Duración del trayecto: 9 min 12 seg

La Montaña – La Aguada
Longitud: 3273 m
Desnivel: 1010 m
Duración del trayecto: 9 min 12 seg

La Aguada – Loma Redonda
Longitud: 2756 m
Desnivel: 593 m
Duración del trayecto: 8 min

Loma Redonda – Pico Espejo
Longitud: 3041 m
Desnivel: 722 m
Duración del trayecto: 8 min 36 seg

La plagne.  Françia.
Contra viento y marea

En La Plagne ¡estamos activos! Desde 2013 todo el sector Montalbert está en restructuración, y hoy la construcción del teleférico con desembrague 6 asientos de los Envers, el primero firmado LST, especialista francés de sistemas de transporte por cable, filial del grupo MND, viene a inscribirse en la continuidad de esta lógica de mejoramiento del sector.

Creada por el centro de estudios LST, esta primera instalación de última generación nació de las conclusiones de un grupo de trabajo creado por LST casi dos años atrás. Este comité permitió a LST interrogar y escuchar a los dueños para concebir una nueva gama de teleférico con desembrague, considerando sus necesidades y esperas. A la SAP, operadora de La Plagne y participante del grupo, le gustaron rápidamente las numerosas innovaciones ofrecidas por LST.

Para la SAP, la idea inicial era reutilizar el TSF4 de Montalbert, desarmado en 2014, una instalación de 1995 con debito y características de uso limitados, pero había espacio para otras soluciones. Así, cuando LST buscó un resorte asociado para recibir su nueva gama de aparatos con desembrague, la SAP agarró la oportunidad para instalar un sistema con tecnologías
innovadoras en sus vertientes.

La instalación permitirá en particular a los principiantes alcanzar fácilmente el sector de Aime 2000 sin pasar por la parte baja de la pista de Cornegidouille, de acceso difícil a pesar de los trabajos importantes
realizados en 2013.

Innovaciones atractivas
Hay que notar varias innovaciones mayores para esta nueva gama de
teleféricos con desembrague, sobre todo la tecnología innovadora de las pinzas que mejora considerablemente el rendimiento de la instalación y facilita su mantención. La pinza fue concebida para minimizar los esfuerzos de apertura y cierre en estación, y por lo tanto los esfuerzos de arrastre, así como disminuir los riesgos de bloqueo en las fases de embrague y desembrague y reducir el consumo energético.

La ergonomía de los asientos fue revisada y se le dio prioridad al mejoramiento de la seguridad y de la comodidad de los pasajeros, con un nuevo ejemplo de barandilla y una base escotada para la seguridad de los niños.
LST también se enfocó en un diseño más liviano de las estaciones, menos voluminosas y decoradas con telas estiradas, con una tecnología usada para las coberturas de los más grandes estadios del mundo, con el propósito de reducir el impacto en el medio ambiente y facilitar la integración visual. Otra innovación de las estaciones es que se pueden alcanzar por detrás. Así, ya no es necesario cruzar las vías de circulación de los vehículos en estación, lo que aumenta considerablemente la seguridad del personal.
LST desarrolló un lanzador/reductor con correas para remplazar las vigas con neumáticos tradicionales. Eso permite reducir las operaciones de mantenimiento, así como el ruido, el polvo y el consumo energético. A largo plazo, este nuevo sistema tiene una importancia crucial, ya que según los estudios de LST, los neumáticos se gastan mucho más rápidamente y generan una contaminación que no se encuentra con las correas. Así, LST logró extender la duración de los componentes del aparato, reducir su impacto ambiental, y aumentar el bienestar de los pasajeros.
Esta colaboración entre la SAP y LST marca el inicio de una nueva era contra viento y marea, con socios que se comprometen para enfrentar el desafío de la puesta en servicio de una nueva gama de teleféricos con desembrague.

Nombre de la instalación: TSD6 Envers
Comitente: SAP
Contratista: DCSA
Tipo de maquinaria: TSD6
Constructor: LST
Montaje: SAP Montage
Estudios topográficos: Mesur’Alpes
Genio civil: SAP Montage
Excavación: Boch & Frères
Instalación eléctrica: LST
Fecha de puesta en servicio: diciembre 2016
Altitud estación motriz: 2.126 m
Altitud estación de tensión: 1.792,30 m
Desnivel: 333,70 m
Largo siguiendo la cuesta: 864,29 m
Debito provisorio: 2.400 p/h
Debito definitivo: 3.000 p/h
Velocidad nominal: 5,00 m/s
Duración del recorrido: 2:53 min
Largo de la vía: 6,1 m
Proveedor del cable: Fatzer
Diámetro del cable: 42 mm
Tipo de pinza: LST
Número de pilares: 10
Número de vehículos: 43/54
Potencia del motor: 375 kW

Hochgurgl.  Austria.
Kirchenkarbahn: primer ejemplar de la D-Line

FOTOS © Doppelmayr

Arriba del pueblo de Gurgl, en el Tyrol austriaco, la zona de esquí de Hochgurgl acoge desde el invierno 2015/2016 un nuevo aparato Doppelmayr:
la telecabina Kirchenkarbahn. Podría ser una de las numerosas realizaciones del constructor austriaco, excepto por un detalle: ¡es la primera realización de la nueva línea D-Line!

Funcionando desde diciembre 2015, la telecabina Kirchenkarbahn llama la atención a primera vista por su aspecto, una arquitectura de estación hasta ahora inédita en el pequeño universo de los remontes mecánicos. ¿Más allá de su diseño, que contiene exactamente esta D-Line?
Hace más de 15 años, Doppelmayr lanzaba su línea UNI-G. Mientras varias centenas de modelos se estaban instalando en el mundo – sin distinción de funiculares – el constructor imaginaba lo que podrían ser las futuras necesidades del transporte por cable. Lo que constituye seguramente uno de los más grandes proyectos de I&D de la historia de Doppelmayr resultó después de 5 años de desarrollo, de pruebas y simulaciones sobre un banco de prueba específico instalado en el sitio de Wolfurt: la D-Line viene completar la oferta actual de l’UNI-G, prefigurando el futuro de los remontes mecánicos.

Ver más grande
Una línea que se podría calificar de « premium » y que piensa a mayor escala; Doppelmayr se preocupó primero de la comodidad de los pasajeros con vehículos más grandes. Los asientos, con el nuevo diseño, con más anchos. Igualmente con las cabinas firmadas por CWA: más anchas y más profundas. Esta nueva generación de vehículos llevó lógicamente a una ampliación de las vías, pasando de 6,10 a 6,40 metros.
Siempre pensando en la comodidad del cliente, la forma global de la pinza, de su mordaza superior y de las agujas ha sido revisada para presentar una curva mejorando el pasaje en línea de los equipos de compresión y de soporte/compresión. De manera más amplia el aislamiento sonoro en su globalidad ha sido el objeto de una atención particular con la adjunción de materiales elásticos para limitar los contactos entre las piezas metálicas.
Si estas innovaciones se relacionan con la comodidad del cliente, el constructor también pensó otras, para los desarrolladores y el personal de explotación, facilitando por ejemplo el acceso a las piezas necesitando operaciones de mantención.
Doppelmayr pensó de nuevo su pinza conmutable. Fuertemente inspirada por el A-108 usada en el mercado francés, le agregaron una rodillera; al final, el esfuerzo necesario al cierre de la pinza es mucho menor al de su apertura.
En total, esta línea D-Line comporta una quincena de innovaciones haciendo el objeto de una patente, para una nueva generación de transporte por cable. Porque el diseño exterior de los edificios ha sido imaginado para poder integrarse tanto en montaña como en ambiente urbano; las superficies de vidrio de uno de los modelos de las estaciones permite así la difusión de imágenes o de video… 

FOTOS © Doppelmayr

Telecabina Kirchenkarbahn
Tipo de equipo: TCD 10
Constructor: Doppelmayr
Altitud estación de tensión: 2 174 m
Altitud estación motriz: 2 630 m
Largo siguiendo la pendiente: 1 511 m
Desnivel: 456 m
Número de postes: 12
Largo de vía: 6,40 m
Proveedor del cable: Fatzer
Diámetro del cable: 50 mm
Cabinas: CWA
Nombre de cabinas: 43
Velocidad: 6,0 m/s
Duración del trayecto: 4 min 12 s
Flujo: 2 400 p/h

Thaiwoo.  China.
Thaiwoo Ski Resort inicia sus primeras instalaciones olímpicas

Thaiwoo Ski Resort es uno de los principales proyectos en relación con el evento olímpico Pekín 2022. Ubicado en el distrito de Chongli y en la Provincia de Hebei, la estación de Thaiwoo Ski Resort se encuentra a 237 kilómetros de Pekín. Actualmente accesible después de 2 horas y medio de auto, será atendida por la línea de tren a alta velocidad y por una nueva autopista. Con sus 510 metros desnivel y su más alta cumbre que culmina a 2 178 metros de altitud, Thaiwoo Ski Resort es un lugar óptimo para construir una estación de deportes de invierno, pero no sólo esto. Los inversionistas de este proyecto, sobre todo el grupo Raissun, quieren convertirlo en un verdadero sitio 4 estaciones donde será posible esquiar como en las más grandes zonas de esquí europeas o francesas, y que ofrecerá a los visitantes nacionales e internacionales una multitud de actividades el resto del año y sobre todo en verano.

FOTOS © JP. Gardet

Los inversores de Thaiwoo Ski Resort planearon todo para hacer de este lugar un sitio imprescindible del turismo en montaña, en plena naturaleza. Ubicado a proximidad inmediata de la capital y de sus 22 millones de habitantes, Thaiwoo Ski Resort puede convertirse en uno de los lugares los más apreciados de los pekineses. Un lugar de vacaciones, de descanso y de ocio accesible en algunos minutos desde la capital: es decir que el potencial de Thaiwoo Ski Resort existe y no cabe duda de que este proyecto se va a volver un destino privilegiado en los próximos años. Sobre todo que el pueblo debería, por su lado, incluir 4 hoteles, 800 habitaciones así como numerosos apartamentos de alto standing. Este verdadero condominio hotelero de diseño perfecto se integrará perfectamente en el entorno.
Una zona comercial también debería ser creada, así como un cinema, restaurantes y lugares convivales como por ejemplo bares. Por su proximidad con un lago de agua dulce, numerosas actividades acuáticas de verano serán ofrecidas y también zonas dedicadas a las actividades de verano como la bicicleta.

Poma junto a Thaiwoo Ski Resort
Para realizar los primeros remontes mecánicos de su condominio esquiable, Thaiwoo confío en la sociedad Poma, empresa francesa que cuenta ya con numerosas realizaciones en China y que estableció desde hace años una filial en Pekín. Poma ya construyó tres remontes mecánicos que serán la columna vertebral del condominio esquiable: una telecabina compuesta por dos segmentos y dos telesillas.

La telecabina que se encuentra sobre el frente de nieve de Thaiwoo Ski Resort se compone de dos segmentos y tres estaciones: bajo, intermediario y alto. De un largo total de 2 018 metros, permite cruzar 506 metros desnivel a una velocidad de 5 metros/segundo. Equipada de 103 cabinas que pueden acoger cada una ocho personas, esta nueva instalación puede transportar 2 800 personas/hora. Ahora, Thaiwoo dispone de una instalación de excepción, mezclando seguridad, comodidad, disponibilidad y modernidad. Sobre todo que no es la única instalación a haber sido instalada en el condominio esquiable, ya que los dos otros aparatos ya están instalados.

Thaiwoo Ski Resort comienza a equiparse y a tornarse hacia los Juegos Olímpicos de 2022. Para esto, la estación ubicada en el condado de Chongli sabe que puede contar con Poma para acompañarla hasta las cumbres.

FOTOS © Poma, © Doppelmayr,  © JP. Gardet

 

Twitter Facebook Google Plus Linkedin