TechnoAlpin
POMA

Entrevista Véronique Guerra Ruelle - Gerente de la cámara de comercio e industria Franco-Chilena

Miércoles 7 Febrero 2018

"La cámara de comercio franco-chilena pretende servir de plataforma para las relaciones comerciales entre Francia y Chile, promover y dinamizar las relaciones franco-chilenas."

Veronique Guerra Ruelle

Andes Líderes / La Cámara de Comercio e Industria Franco-Chilena se creó en 1884. Ha evolucionado desde entonces, ¿cuál es hoy su papel y su misión?
Véronique Guerra Ruelle: Al igual que toda cámara de comercio, la cámara de comercio franco-chilena pretende servir de plataforma para las relaciones comerciales entre Francia y Chile, promover y dinamizar las relaciones franco-chilenas, integrando al mismo tiempo a las empresas de ambos países. Por otra parte, no sólo buscamos esta integración a través de las relaciones comerciales, sino también realizando acciones en favor de la transmisión del know-how, de la cultura. Apoyamos mucho la integración de franceses en la economía chilena.

AL / ¿Cómo se organiza la Cámara?
V.G.R.:
El año pasado, reorganizamos la forma de responder a nuestros miembros. Desarrollamos nuestras acciones en torno a cuatro ejes. El servicio comercial, por una parte, que se ocupa de la actividad prospección, es decir, de toda la parte estudios de mercado, misiones comerciales para empresas que desean reunirse con socios, distribuidores o potenciales clientes. Este servicio se ocupa también del registro de nuevos miembros, así como de todos los servicios relacionados con el centro de negocios, es decir, la parte arriendo de oficinas, ya que arrendamos oficinas ubicadas en la Cámara para empresas que vienen a instalarse a Chile, la parte domiciliación y la parte dedicada a los recursos humanos.
El segundo eje se refiere a la parte eventos que se encarga de organizar los eventos que permiten a nuestros miembros relacionarse con una red profesional, y encontrar potenciales socios comerciales, ya sea a través de reuniones BtoB, tipo speed business, o de encuentros más networking. El tercer eje se refiere a la parte marketing. Desde 2016, hemos digitalizado de manera importante las actividades de la Cámara. Este eje marketing tiene a cargo la comunicación de todas las acciones que realizamos durante el año y de maximizar nuestra visibilidad y nuestra cobertura mediática. Estamos también muy presentes en las redes sociales, Facebook – Twitter – Instagram – Linkedin, y mejoramos en gran parte nuestra visibilidad sobre estos últimos.
El último eje engloba la parte contable y financiera.

AL /¿Por qué reorganizaron las actividades de la Cámara?
V.G.R.:
Deseábamos segmentar nuestras actividades y nuestros miembros y así ofrecer una respuesta adecuada a sus necesidades. 200 empresas están afiliadas a la Cámara, 30% de las cuales son grandes empresas como Air France, Airbus, Engie, Sociedad General entre otras, y cerca del 60% son PYME. Tenemos también start-up que se han unido a nosotros, lo que contribuye a dinamizar nuestras actividades. Cada tipo de empresa, cada sociedad tiene necesidades particulares, debemos ofrecerles una respuesta personalizada.

AL / ¿Cuáles son las características del mercado económico chileno? ¿Sus ventajas y debilidades?
V.G.R.:
Chile es una de las economías más dinámicas de América Latina. Desde hace cerca de treinta años el país ha registrado un crecimiento constante, y es una de las tres economías principales de la región. Por otra parte, su PIB es el más alto de la región. Eso se refuerza también por el hecho de que Chile y Colombia son los únicos dos países de América Latina que forman parte de la OCDE. Es un reconocimiento de la buena salud del país, y de las políticas económicas desarrolladas. El país conoce desde 2014 una desaceleración económica, debido a la dependencia de la cotización del cobre. A pesar de eso, si dejamos de lado el sector minero, la inversión extranjera en el país ha seguido creciendo durante los últimos años. 
La política de Estado está muy dirigida a dos grandes temas, entre los cuales la innovación. El Gobierno estableció acciones destinadas a cofinanciar y a promover la innovación en el país apoyando, en particular, la innovación de empresas extranjeras que vienen a instalarse en el país. Hay por ejemplo programas como Start-Up Chile que se creó en 2011, que ya recibió cerca de 1500 start-up, 75% de las cuales provienen de países extranjeros, y que les ayuda a financiar su proyecto, cofinanciándolos. Contamos también con una nueva legislación en materia de inversiones que pretende ayudar a las empresas que innovan, a través de un dispositivo fiscal ventajoso. Tenemos por otro lado un programa que ayuda a las empresas que acaban de llegar con el fin de favorecer su implantación, y una nueva entidad llamada CORFO tiene por objeto cofinanciar proyectos de desarrollo para el país, específicamente sobre la parte innovación.
El segundo tema se refiere al apoyo del Gobierno en favor del desarrollo de proyectos sociales, vinculados a las infraestructuras y a la energía. 
El país estableció una política en favor del desarrollo de las energías renovables, denominado Energia 2050, que tiene como objetivo que un 75% de la energía utilizada en el país en 2050 sea producida a partir de recursos renovables y propios.
Grandes empresas como Engie y Total se están abocando a proyectos de desarrollo de energía, en particular, solar, ya que como ya se sabe Chile cuenta con el desierto más árido del mundo en su territorio y dispone de un fuerte potencial en la materia. Pero todas las energías están involucradas, hidráulica y eólica obviamente.
La conectividad y la movilidad también son sectores en desarrollo. El país es muy largo, muy delgado, y es necesario conectar el desierto al Norte con los lagos y montañas del Sur. Hay grandes desafíos y muchas oportunidades, particularmente en materia de realización de grandes de infraestructuras. La construcción de un nuevo aeropuerto está a cargo de Vinci y nuevas líneas de metro y tranvía, le han sido confiados a la sociedad Alstom. Las empresas francesas disponen de grandes oportunidades en Chile. La mayoría de las infraestructuras se realizan a través del sistema de concesiones, con una cofinanciación público-privada.
En lo que se refiere a las debilidades, pienso que el país está demasiado vinculado a la economía minera, y que numerosas empresas subcontratistas dependen de ella. Pero, es un país que ofrece numerosas oportunidades de negocios y desarrollo para empresas que desean venir a instalarse en Chile.

AL / Precisamente, ¿qué consejos daría a una empresa francesa que desea exportar sus soluciones y productos a Chile?
V.G.R.:
Primero, es muy importante informarse sobre la parte legal, y también sobre todo el aspecto intercultural, ya que, en los negocios chilenos, las relaciones interculturales son muy importantes. La manera de hacer negocios entre franceses y chilenos es diferente. Las relaciones son más táctiles, los chilenos aprecian el tuteo, les gusta intercambiar sobre su vida personal, es importante. Es también importante hablar español, ya que sólo un 10% de los ejecutivos chilenos habla inglés, o bien hacerse acompañar por un hispanohablante o un intérprete durante las reuniones con empresas chilenas.
También es importante contactar a organismos gubernamentales, locales y franceses que se especialicen en la recepción y el desarrollo de las empresas francesas, para estar seguros del conjunto de las gestiones que deben realizarse para establecerse en el país. Instalarse en Chile es fácil, ya que el país necesita del know-how extranjero, y el Estado facilita la implantación de empresas extranjeras.

Véronique Guerra Ruelle
AL / ¿Cómo pueden acompañarlo en su desarrollo? 
V.G.R.:
La Cámara puede acompañarlos en todo su ciclo de vida. Incluso antes de que la empresa llegue a Chile, la Cámara realiza misiones destinadas a determinar nuevas oportunidades, a prospectar un sector en particular, a probar los productos y servicios que las empresas quieren exportar, realizando estudios de mercado, acompañando a las empresas en sus reuniones para facilitar las relaciones entre las dos empresas y los intercambios. Si la empresa desea instalarse, lo acompañamos en todas sus gestiones. En caso necesario, alquilamos también oficinas en la Cámara para que estas empresas puedan seguir teniendo un contacto privilegiado con la comunidad de negocios francesa. Les ayudamos también a reclutar colaboradores, francófonos si es necesario, a desarrollar su talento, y los apoyamos en materia de formación, un sector en el cual somos muy potentes.
Obviamente, organizamos eventos de networking para ayudar a las empresas que acaban de instalarse, a crear una red profesional potente, que permiten revelar oportunidades a lo largo de la vida de la sociedad.

AL / ¿Cómo se perciben las empresas francesas en Chile?
V.G.R.:
Los chilenos consideran que las empresas francesas son empresas innovadoras, que hay mucho know-how. Pienso que la organización en polo de competitividad, en Cluster, que Francia ha desarrollado, permite a las empresas francesas ser percibidas por los extranjeros como una potencia técnica en varios ámbitos: aeronáutica, agroalimentaria, energética, gastronómica y hotelera en particular. Hay de verdad un reconocimiento del know-how y de la productividad de las empresas francesas.

AL / ¿Cuáles son los know-how reconocidos?
V.G.R.:
En la actualidad, como lo he destacado, se van a desarrollar todas las actividades relacionadas con el sector energético, infraestructura y construcción. Chile también es un país muy turístico y el sector agroalimentario influye también en la economía del país. Son los cuatro campos en los cuales habrá un fuerte crecimiento y oportunidades.

AL / ¿Qué vínculo tiene la Cámara con la montaña turística e industrial, así como con los protagonistas y las empresas que trabajan en este mundo?
V.G.R.:
Entre nuestros 200 miembros, tenemos empresas que trabajan en el sector de la montaña, en particular, en el ámbito turístico. Uno de nuestros miembros ofrece excursiones en la montaña, en el corazón de la Cordillera de los Andes. La ciudad de Santiago está cerca de las estaciones de esquí, por lo tanto, es una actividad bastante extendida en la capital, con una clientela que va a esquiar el fin de semana. Otros miembros están más implicados en el ordenamiento territorial o en soluciones de ingeniería. Intentamos promover las acciones de nuestros miembros y acompañarlos en su desarrollo.

AL / ¿Usted esquía?
V.G.R.:
No. Como usted sabe, soy franco-colombiana. Pasé la mayor parte de mi vida en Colombia, y no hay centros de esquí ahí. Intenté varias veces en los Alpes franceses, en Chamonix para las vacaciones.

AL / ¿Qué piensa de la oferta chilena de esquí? ¿Piensa que la experticia francesa pueda servir de apoyo al desarrollo de la montaña chilena?
V.G.R.:
Es difícil responderle ya que no soy una amante del esquí, pero pienso que la principal dificultad es la democratización de este deporte a todo nivel. Esquiar es un pasatiempo costoso, y es necesario aprender. Pienso también que es necesario crear una real atmósfera, con una restauración adecuada y diferenciadora, invertir en la hospitalidad. Pienso que hay grandes oportunidades en materia de apoyo y desarrollo para las empresas francesas.

AL /¿Cuáles son las grandes acciones de la Cámara para el futuro? ¿Cuáles son sus ejes de desarrollo?
V.G.R.:
La Cámara trabaja actualmente en importantes proyectos de cofinanciamiento, en conjunto con la CORFO, para ayudar a nuestras empresas a desarrollarse. Trabajamos también en la implementación de productos destinados a las startup. Por otra parte, creamos un Comité startup para ayudarlas en su desarrollo, y ponerlas en relación con los protagonistas del sector. Trabajamos también para ser un punto de contacto entre las empresas que acaban de instalarse y en desarrollar las redes.
Asimismo, trabajamos en la parte promoción de salones franceses en Chile, ya que somos representantes de Promosalon, del SIAL de París, de Pollutec. 

 

Twitter Facebook Google Plus Linkedin