Banque Populaire Auvergne Rhône Alpes
TechnoAlpin

Colombia: Minas - Viaje al centro de la tierra

Lunes 2 Marzo 2015

La industria minera es uno de los sectores de la economía colombiana más dinámica y más prometedora. En apenas un año, la inversión alcanzó récords con más de 2 mil millones de dólares y la tendencia a corto plazo no parece revertirse.

Colombia: Minas - Viaje al centro de la tierra

La industria minera participa en el crecimiento económico y en el desarrollo social en la región donde se establece legalmente la actividad.
Algunas cifras: La industria minera en Colombia representó un 10% del PIB en 2011. Colombia es 8° productor mundial de carbón y el 21° de oro. Es el 2° país de América Latina que tiene la mayor riqueza de hidrocarburo no convencional después de Argentina.

 

Un poco de historia

Es necesario remontarse a la 2da mitad de la era Neolítica para reconstituir la historia y sobre todo el inicio de la extracción en Colombia. En esa época, caolinita y hematites eran la base de los pigmentos para la alfarería. Por lo que se refiere a la extracción y al trabajo del oro, las primeras extracciones datan de cerca del 325 a.J.C. El oro por otra parte desempeñó seguramente un rol primordial y condujo a los conquistadores españoles en esta región del mundo al siglo XIV. Este metal era considerado sagrado por la mayoría de las civilizaciones precolombinas de la región. En la mitología Chibcha, el oro simbolizaba un dios así como una fuerza de la creación.
El cobre no se queda atrás. Era muy importante para la civilización Quimbaya que por cierto desarrolló la tumbaga (aleación oro/cobre).

 

Un subsuelo rico

Colombia es el 2° productor de níquel del mundo, con, en particular, la mina del Cerro Matoso en la provincia de Córdoba.En el subsuelo abundan el gas y otros metales que permiten a Colombia contar con un espectro energético.
Desde 1986, el país se convirtió en exportador de petróleo gracias al descubrimiento de 320.000.000 m3 de hidrocarburos al este de Bofota. El gasoducto trasandino transporta el petróleo desde Orito hasta el puerto del Pacífico de Tumaco. La producción total de hidrocarburo es cercana a 99.000 m3/día y se exportan alrededor de 29.300 m3/día. A partir de 2004, Colombia se convirtió en un exportador neto de energía, explotando electricidad hacia Ecuador y desarrollando conexiones hacia Perú, Venezuela y Panamá. El gasoducto transcaribeño que conecta el oeste de Venezuela con Panamá a través de Colombia se inauguró en el año 2007.
En el caso del carbón, en el año 1976 comenzó el desarrollo de la mina de Cerrejón en la península de Guajira, que se encuentra entre las minas de carbón a cielo abierto más grandes del mundo. Sogomoso, Tunja, Paipa, Tabio,… albergan también minas de carbón.
Colombia es el 2° productor de níquel del mundo, con, en particular, la mina del Cerro Matoso en la provincia de Córdoba.

 

Un país “precioso”

En el año 2008, la producción de oro se evaluó en 15.482 kg o sea un aumento del 3,2% en relación con el año anterior. En la economía colombiana, el oro es el metal más importante en términos de ingresos a corto plazo.
Las primeras extracciones de halita se remontan al siglo V a.J.C. En torno a esta especie mineral, se construyeron sitios turísticos como la Catedral de sal, el museo nacional de la mineralogía. Finalmente, Colombia es un país que cuenta en materia de producción con esmeraldas. Las minas de esmeraldas están localizadas en su mayoría en el departamento de Boyaca. Según los años, las esmeraldas colombianas constituyen entre 50 y 95% de la producción mundial.
Si bien la extracción de metales, la explotación de los recursos naturales tienen gran participación en la economía de Colombia, el cuadro está lejos de ser idílico. Las condiciones de trabajo de los mineros son a menudo precarias, la seguridad todavía brilla por su ausencia y el medio ambiente no siempre está en el centro de las preocupaciones; sin hablar de los desplazamientos de la población. Si bien nada es simple, algunas empresas trabajan a pesar de todo en el tema. Veamos una iniciativa original y que podría dar frutos.

“Fairmined” Rumbo a Lhanada, en el corazón de los Andes colombianos, en la frontera con Ecuador. Fairmined” Rumbo a Lhanada, en el corazón de los Andes colombianos, en la frontera con Ecuador. A este pueblo de 2.500 habitantes, llegó a trabajar en forma benévola en algunas explotaciones mineras el joyero de lujo Chopard, para ayudarlos a salir de la miseria. En esta cooperativa, 143 miembros entre los cuales se encuentran 3 mujeres, todos propietarios de una mina, se producen 4 a 5 kg de oro al mes. El fruto de su trabajo será comprado por Chopard a un buen precio para la fabricación de joyas etiquetadas “Fairmined”. Esta etiqueta es asignada por organismos independientes, a las minas que cumplen con las condiciones de seguridad, que garantizan una rastreabilidad de materiales, que luchan contra la explotación y que protegen el medio ambiente. Las primeras joyas resultantes de este oro “ético” fueron objeto de una colección “Green Carpet”, ya que estaban destinadas a ser llevadas por las actrices en los Festivales. Antes, en estos mismos yacimientos, se cultivaba la coca, con el grado de violencia que eso implicaba. Esa época quedó atrás aun cuando no todo es color de rosa y la extracción de oro sigue siendo un oficio con riesgos y peligroso. El oro certificado “Fairmined” se compra 10% por sobre la cotización normal. Si un kilo de oro vale en los alrededores 31.000 euros, el “Fairmined” vale 35.000. Los mineros reinyectan esta diferencia en su explotación y en equipamientos de seguridad.
Por supuesto, sólo se trata aquí de un epifenómeno; ¡la producción de oro “Fairmined” se limita a 80 kilos por año, ahora bien ¡Chopard funde hasta 50 kilos de oro al día! Pero esta iniciativa demuestra que soluciones existen, que la explotación del subsuelo colombiano puede ser “más justa” y más segura. Otras grandes joyerías lujo podrían muy pronto unirse a esta iniciativa y otros sectores podrían inspirarse.

Colombia: Minas

Fotos: © DR

 

Twitter Facebook Google Plus Linkedin