Wallrus
POMA

CLAVES PARA LA CREACIÓN DE UN PRODUCTO TURÍSTICO-DEPORTIVO

Martes 4 Julio 2017

PROYECTO CAMPING SERRA DE PRADES

CLAVES PARA LA CREACIÓN DE UN PRODUCTO TURÍSTICO-DEPORTIVO

El pasado mes de abril el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia nos invitó a impartir una conferencia y un taller en la ciudad de Cali dirigido a empresarios de turismo activo. Una de las preocupaciones de éstos era qué debían hacer para que sus propuestas fueran lo suficientemente seductoras para los clientes, no sólo nacionales, sino de otros países y continentes.

En el taller debatimos diferentes propuestas, algunas de ellas muy interesantes, aunque diferenciando las que por un lado, podían significar destinos turísticos por sí solos, es decir, ideas que podían merecer un desplazamiento gracias a su particularidad o diferenciación, y por otro lado, propuestas a realizar una vez los turistas estuvieran en la región o población y las cuales debían vender los receptivos como un atractivo más.
Dado el interés que suscitó el tema, nos comprometimos a resolver algunas dudas que por tiempo no pudimos exponer y es lo que vamos a intentar a hacer en este artículo: “Cómo se crea un producto turístico que pueda satisfacer a un colectivo para ser los elegidos”.
Lo haremos con un proyecto real, en el que estamos trabajando actualmente y que está situado al norte de la provincia de Tarragona, en Cataluña, a menos de una hora de Barcelona y a 40’ del Mar Mediterráneo (Costa Dorada) por un lado y de la ciudad de Lleida por otro.

ANÁLISIS

Vilanova de Prades es una pequeña población de apenas 110 habitantes, situada al pie de la Sierra de la Llena, un macizo de unos 15 km de longitud pero con un piedemonte amplio. Cuenta con el camping Serra de Prades www.serradeprades.com con capacidad para 700 pax y promotor del proyecto. Está situado a 900 m de altitud en la zona denominada Muntanyes de Prades, un espacio muy boscoso protegido en parte, con numerosos senderos, pistas forestales, zonas de escalada y carreteras sinuosas pero perfectamente asfaltadas. La temperatura en verano es muy agradable y en invierno es una zona con muchas horas de sol.  El camping ofrece todo tipo de servicios, como piscina, spa, cafetería-restaurante, hípica, muchas actividades para niños y mayores, etc. Los meses de verano está casi al completo, pero no así los meses que van de octubre a mayo. El alojamiento se compone de bungalows y apartamentos, además de parcelas.

Nos planteamos tres grandes objetivos en los que se debía soportar este proyecto
turístico-deportivo:

  • Incrementar el número de pernoctaciones fuera de la temporada de verano (más clientes). Para ello y entre otras acciones, está previsto ir a vender esta propuesta también fuera de España, especialmente en Centroeuropa, donde el clima en invierno es muy duro.
  • Incrementar la estancia media (que los clientes estén más días). Si ofrecemos más productos y éstos atienden a sus preferencias, más posibilidades tendremos de conseguirlo.
  • Incrementar la notoriedad del camping reforzando su marca gracias a propuestas innovadoras y sugerentes.

Como punto de partida y es la manera en la que entendemos desde Restneige se deben realizar los proyectos, la necesidad de someternos a la filosofía PDCA (planifica, haz, comprueba y actúa), una rueda que nunca deja de girar, un planteamiento que nos indica que nunca hemos de estar completamente satisfechos de lo que estamos haciendo, asumiendo que siempre hay una oportunidad a la mejora. Es obvio que ello tiene un fin, pero sin dejar de analizar continuamente durante el proceso de creación todo lo que estamos haciendo. Esta filosofía nos permite ser autoexigentes, incluso en el diseño de un centro de estas características.

En primer lugar hicimos un análisis DAFO, pero no sólo analizando las posibilidades deportivas que ofrece el territorio como podrían ser el diseño de los circuitos, recorridos o vías de escalada, sino integral, donde además del terreno, los elementos paisajísticos,  los atributos patrimoniales, culturales, agrícolas, etc cobran interés. Incluso el contacto con los productores de la zona era importante.

Una vez realizados todos estos análisis, enfocamos la creación de este proyecto en 5 deportes dadas las particularidades del macizo y ayudados por los lugareños para no dejarnos ningún rincón remarcable de ser tenido en cuenta: senderismo, trail running, ciclismo de carretera, ciclismo de montaña y escalada:
Senderismo: el incremento de las personas a realizar un esfuerzo físico ha sido notable en estos últimos 15 años en España y en el resto de Europa. Para ello hemos diseñado circuitos fáciles, de baja intensidad, con tiempos que no superan las dos horas de caminata hasta circuitos de unas 5 horas, lo que permite a los más preparados físicamente adentrarse en plena naturaleza y vivirla intensamente. Incluso hemos introducido algún recorrido por bosques llamados “circuitos forestales terapéuticos”, una nueva propuesta importada de Japón que en un futuro dará mucho que hablar.

Trail Running: en este caso los circuitos son algo más técnicos y de una mayor longitud, pudiendo aprovechar los del anterior punto exceptuando los que por capacidad de carga no sean aconsejables repetir. El desnivel también hay que tenerlo en cuenta para los que necesiten realizar entrenamientos más duros, con circuitos en los que en 20 km se pueden salvar más de 1000 m de desnivel positivos. También hemos tenido en cuenta un circuito vertical, al que hemos llamado 1/3 KV, salvando 333 metros de desnivel (el punto más alto supera por poco los 1000 m y la parte más baja los 600 m) y otro que transcurre durante 15 km a una altura media de 1000 m de altitud y con apenas desnivel, ideal para realizar entrenamientos a media altitud o fraccionados.
Asimismo hemos procurado que, en la medida de lo posible, los circuitos de trail transcurran por lugares de interés. Seguramente el aficionado no parará a realizar una visita a algunos de éstos mientras realiza la actividad física, pero representa una oportunidad para que ese mismo día o al siguiente los visite junto a su familia.   

• Ciclismo de carretera: sin duda uno de los mejores lugares de Europa para la práctica de este deporte, con la ventaja que se puede desarrollar durante todo el año. De hecho son numerosos los aficionados que circulan por estas carreteras poco transitadas en sus salidas de fin de semana ya que hay puertos de todas las categorías. Sólo era necesario estructurar y definir los circuitos, los cuales van desde los 35 km con poco desnivel hasta algunos de más de 150 km y ya con algunos miles de metros de desnivel dirigidos a los que quieren realizar entrenamientos más específicos. Una de las acciones que estamos remarcando es la posibilidad de poder dar de comer en el restaurante a cualquier hora a todos estos aficionados, además de un lugar seguro para guardar las bicicletas mientras reponen fuerzas.
BTT: el ciclismo de montaña también ha ganado miles de adeptos. De hecho muchos de ellos practican las dos modalidades de ciclismo. A la hora de definir los recorridos tuvimos en cuenta a todos los segmentos de usuarios, desde circuitos fáciles y con poco desnivel para realizar en familia hasta recorridos exigentes de unos 100 km para pasar todo un día descubriendo el macizo.

Una de las particularidades de esta zona es que nacen 3 ríos, que aunque modestos, nos daba la oportunidad de crear una propuesta que también pudiera servir, no sólo para que otras personas disfrutaran de la misma aunque no estuvieran alojadas en el camping, sino también para reforzar la marca. Hemos creado: “Els 3 Rius” (los 3 ríos en catalán). En resumen, se trata de seguirlos desde su nacimiento hasta su desembocadura, teniendo en cuenta que cada uno de ellos se dirige hacia tres vertientes y ofreciendo paisajes diferentes, lo cual le da una mayor peculiaridad. Una excursión de unos 50 km para cada uno de ellos y en el que un aficionado puede estar todo un día, pasando por senderos y pistas forestales y evitando las carreteras asfaltadas, con lo que la sensación de libertad, de aventura y de naturaleza se acentúa. Además, una estación de ferrocarril se encuentra a apenas 12 km del camping con lo que el retorno a éste es muy accesible. El Francolí, el Set y el Montsant son los tres ríos de esta novedosa propuesta, a la que se ha añadido un Pasaporte con ventajas y premios para todos aquellos que finalicen estas tres aventuras. Estos premios se disfrutarán en el mismo camping mediante estancias para que el usuario vuelva de nuevo al territorio, con lo que de nuevo tendremos nuevas oportunidades de fidelización.
El primero de los ríos es el más fácil y aconsejable para realizar de inicio, llegando a la ciudad de Tarragona, en el mismo Mar Mediterráneo. El segundo es algo más deportivo, pasando primero por senderos a través de espesos bosques, campos de olivos y almendros para después desembocar en el rio Segre muy cerca de Lleida, rodeados ya de frutales. El tercero, ya es una gran aventura ya que transcurre por desfiladeros impresionantes, aunque algo más técnico, con lo que se aconseja que se realice el último. Todo un reto.
Un control de llegada al final de los mismos para la validación de que se ha realizado, una correcta comunicación y publicidad y establecer una alianza con la empresa de alquiler de bicicletas (incluidas las eléctricas) tienen que hacer el resto. Esta empresa externa, además, ofrecería servicio de guía para otras actividades desde el camping, con lo que las posibilidades de negocio son mayores, además de la recogida de los usuarios que vuelvan en tren.

Escalada: esta zona es uno de los centros más importantes del mundo para la práctica de este deporte. Muy cerca se encuentran Siurana y Margalef, verdaderos paraísos con vías muy conocidas, de altísimo grado. Pero es que al mismo lado del camping hay paredes, que aunque no tan largas, ofrecen retos tanto para los que se inician como para los que son verdaderos expertos. Bonitos desplomes, vías imposibles que llegan a 8b…, todo lo que puede pedir el escalador más exigente. Ya existe documentación al respecto con lo que sólo hay que darle forma en la comunicación para reforzar este importante atributo. Además parte de estas paredes se encuentran situadas en cara sur, con lo que en invierno es un lugar con muchas horas de sol y agradable temperatura. Una escuela de escalada refuerza el posicionamiento de esta propuesta, externalizando a profesionales de reconocido prestigio esta propuesta.
Un punto a tener en cuenta en este proyecto es la familia, es decir, dar respuesta a sus necesidades para conseguir ser el destino elegido para muchas de ellas. Muchas veces es el marido el que practica alguno de estos deportes, con lo que algunas de las acciones previstas considera al resto de componentes de la familia como claves para ser un destino verdaderamente integral. Actividades infantiles, juegos, menús especiales, etc forman parte del Plan de Acción para atraer a este colectivo.

Para finalizar este apartado, otro de los objetivos de este proyecto es dar oficialidad a todo este esfuerzo, con lo que la idea es certificarse con un sello de calidad llamado Destino Turístico-Deportivo, otorgado por el Gobierno de Catalunya y que ofrece a los clientes unos mínimos requisitos que el Serra de Prades cumple con creces. La contrapartida es la promoción en Europa para llegar a aficionados que buscan destinos de estas características, es decir, la venta en origen, labor que desempeña el mismo Gobierno Catalán.

SINERGIAS CON LOS PRODUCTORES

En el DAFO identificamos la gran calidad de algunos de los productos que ofrece la tierra de este territorio. Ello nos proporcionaba una bonita oportunidad para crear alianzas. Un resumen del análisis fue este:

  • Aceite: en la vertiente norte de la Sierra de la Llena y a muy pocos km del camping, se encuentra la comarca de Les Garrigues, donde se produce el mejor aceite del mundo gracias a su aceituna arbequina. Su baja acidez le proporciona un magnífico e inigualable sabor. Sin duda es único.
  • Vino: en la misma población de Vilanova de Prades se encuentran viñas que ofrecen un caldo excepcional, así como en los cercanos pueblos del Vilosell y la Pobla de Cérvoles, vinos muchos de los cuales se dedican a la exportación, con lo que son conocidos en Europa y en otros lugares del planeta. No dejan a nadie indiferente.
  • Trufa: ya desde hace años se cultiva este tubérculo muy apreciado en la alta cocina. Además de la de invierno, también se cultiva la llamada “blanca o de verano” con lo que prácticamente durante todo el año tenemos la oportunidad de degustar este manjar. De hecho la empresa que colaborará en este proyecto ya trabaja en el llamado “trufaturismo”.
  • Azafrán: en el pueblo de Cervià, muy cercano al camping, se cultiva esta planta que da significado a algunos platos, realzándolos.
  • Dulces: en Espluga de Francolí, a apenas 15’ del camping, se encuentra la Pastelería Cobo, una de las más famosas de Catalunya, con visitas guiadas a su taller de elaboración.
  • Restaurante Els Ceps (restaurante del camping): una de las tendencias de los Campings es ir hacia el ofrecimiento de propuestas gastronómicas cada vez más sugerentes, orientadas a un segmento de público amplio y dando cobertura a todos ellos, con guiños a platos y productos de proximidad o con una mayor y cuidadosa elaboración. Este restaurante cumple con todos estos requisitos.

La idea era: “¿y por qué no creamos una marca conjunta que nos dé valor y en la que todos salgamos ganando? El llamado Triple Win Turístico del que hemos hablado en anteriores artículos adquiere significado:

  • El camping: con una oferta que puede satisfacer las preferencias de, no sólo de los alojados, sino también de otras personas que quieran conocer qué se cultiva y cómo se cocinan los platos hechos con productos de la zona y con garantías de ser una materia prima excelente. El retorno a medio plazo en forma de clientes es incuestionable.
  • El productor: puede dar salida a su esfuerzo gracias a este nuevo canal, además de posicionarse. Si las experiencias de las visitas son positivas para los clientes, éstos serán prescriptores con lo que esto significa. Aquí hemos de añadir a todo el territorio en general ya que al final, repercute en una presencia de marca de esta zona.
  • El cliente: ya que su desplazamiento tiene su recompensa, no sólo en la degustación de los platos con productos autóctonos y de gran calidad, sino también en una mayor sabiduría y conocimiento de lo que se hace en esta zona. Su satisfacción se incrementa exponencialmente si además de la comida, previamente se le añaden visitas a la bodega para que le expliquen cual es el proceso de elaboración del vino o a los campos de trufas para incluso recolectarlas él mismo. Lo mismo aplica al taller de Pastelería o a las Cooperativas de aceite.

Sólo faltaba ponerle nombre, es decir, crear una marca que la gente recordara a través de un menú e incluso de una estancia para disfrutar de un fin de semana: “Lo + de la Llena”. Como curiosidad y dado que el cielo que ofrece este territorio es muy limpio, nombramos a uno de los postres Casiopea, trasladando la forma de esta constelación
al plato. ¿Otra oportunidad para nuevos clientes?

A partir de aquí, toca trabajar con pasión a todos los agentes para que sea el mismo cliente el que aporte valor a la misma. Para finalizar, esperamos que con este artículo hayamos podido ayudar a todos aquellos que deseen crear un producto turístico-deportivo, recordando que la rueda PDCA nunca debe dejar de girar.

Por Óscar Balsells

 

Twitter Facebook Google Plus Linkedin