TechnoAlpin
POMA

Argentina: Aconcagua - la más elevada aventura en los Andes

Lunes 3 Septiembre 2012

Aconcagua con sus 6.959 metros, es el punto más alto del hemisferio occidental y meridional, elevándose por encima de los picos de los alrededores en los Andes argentinos. Es también, un símbolo de motor económico para la región, y en particular para la provincia de Mendoza.

ACONCAGUA. ARGENTINA  En el año 1981, cuando comienza a registrarse el número de personas que intentaban ascender esta gran montaña, se pudo contar 172 Andinistas. Dos años màs tarde, con el fin de conservar los valores naturales y culturales de la zona, Aconcagua y las 71.000 hectáreas que lo rodean, fueron declarados Parque Provincial. Para entonces, el número de Andinistas que intentaron su cumbre fue de 346, es decir el doble en tan sólo dos años.
En la temporada que finalizó en Marzo del 2011, se registraron 6.127 Andinistas que intentaron su cumbre o realizaron trekking hacia sus diferentes campamentos. No obstante, un asombroso número de 91.127 visitantes pasaron por la zona, ya sea para hacer trekking de un día, tres días, siete días, llegar hasta sus campos bases, intentar subirlo hasta su cumbre o tan sólo contemplarlo desde la quebrada de ‘Horcones’.
Los difíciles tiempos económicos que han azotado a las economías más desarrolladas en estos últimos años, se han visto reflejados recientemente. La temporada que comenzó en Diciembre del 2007 fue la que otorgó los números más significativos. Se registró un
ingreso de prácticamente 8000 Andinistas que intentaron subir a su cumbre o hacer trekking en sus alrededores.
La economía se ve beneficiada por la actividad turística que produce el ‘fenómeno Aconcagua’. En promedio a lo largo de la temporada de ascensión, tanto para nacionales como para extranjeros, el Parque Provincial Aconcagua percibe un monto de 560 dólares por Andinista que intenta la cumbre. El promedio para aquellos que sólo desean hacer trekking es de 137 dólares. Además, los permisos deben ser gestionados en la ciudad de Mendoza, lo cual es un incentivo económico para el sector hotelero, gastronómico y turístico en general, quien debe atender a los numerosos extranjeros que todos los veranos llegan a esta ciudad para gestionar sus permisos y prepararse para una gran aventura.

 

La montaña

ACONCAGUA. ARGENTINA  Aconcagua se encuentra cerca de la frontera entre Argentina y Chile, a unos 30 km de la localidad Puente del Inca. Tiene una cara imponente y masiva en el sur y una suave pendiente hacia el norte, con un enorme glaciar llamado ‘Glaciar de los Polacos’, que fluye hacia el este y una serie de aretes y barrancas hacia el oeste.
La montaña tiene dos cumbres : Norte (6.959 metros) y Sur (6.930 metros), unidas por una arista llamada ‘Filo del Guanaco’ de aproximadamente un kilómetro de extensión. Irradian varias crestas de cada cumbre y todo el macizo está aislado de otras montañas altas.
Sólo en el noroeste está conectado por una cresta de nieve elevada con los sistemas de montaña de los alrededores.
La ruta ‘normal’ comienza al sur de la Quebrada de Horcones, gira alrededor de la cara oeste del pico y llega al campamento base de Plaza de Mulas a una altura de 4.230 metros. El mejor período de la escalada es de mediados de noviembre a mediados de marzo.

 

Su historia

Tres escaladores alemanes encontraron los restos de un Guanaco acurrucado detrás de una roca en 1947, cerca de la cumbre. Al haberse encontrado estos restos, el filo que une las dos cumbres pasó a llamarse ‘Filo del Guanaco’. Se especuló que los Incas, quienes usaban este animal de transporte, hubiesen alcanzado la cumbre 500 años antes debido al descubrimiento de este animal.
Aun cuando es poco probable que este animal hubiese subido allí por su propia cuenta, no se ha comprobado que los Incas alcanzaran la cumbre norte.
No obstante, otras evidencias incaicas se han descubierto en la montaña. En 1985, la momia de un niño incaico de 8 años de edad fue descubierto en el filo sureste del Aconcagua, a una altura de 5.350 m.
El alpinista alemán Pablo Güssfeldt, realizó el primer intento conocido en el Aconcagua en 1883. Llegó a 6.000 metros, siguiendo la cresta Norte. En Diciembre del 1897 el guía suizo Matthias Zurbriggen alcanzó el filo del Guanaco. Zurbriggen llegó a la cumbre norte dos días más tarde y se convirtió así en el primer hombre en posarse en esa cumbre.
En 1934, la ‘Polish Andes Expedition’ estableció una nueva ruta, subiendo lo que se conoce como la Ruta del Glaciar de los Polacos, en la cara este en estilo alpino. En 1947, Thomas Kopp y Heroldd Lothar realizaron la travesía del filo del Guanaco hacia la cumbre
sur. En 1953 la pareja suiza, Frederic y Dorly Marmillod, junto a los argentinos Fernando Grajales y Francisco Ibáñez, llegan a la cumbre Sur a través de la pared Sur-Oeste.
En 1950, la atención se centró en la impresionante cara sur. Este lado de la montaña es difícil y peligroso, con roca suelta entre los acantilados de hielo y glaciares colgantes.
Como la Pared Sur recibe poca luz solar, es como la cara norte de las montañas de los Alpes y el Himalaya. En 1954, una expedición francesa dirigida por Rene Ferlet estableció un campamento base justo debajo de la cara sur. Tras un mes de preparativos, seis escaladores llegaron a la cima, trazando la línea de ascensión por el lado derecho de la cara.
La pared sur ha sido escalada por una variedad de lineas. En 1966, la Ruta de los Argentinos se traza a la derecha de la ruta francesa. En 1974, Reinhold Messner, subió
solo por la ruta francesa, pero variando la salida de la cara por lo que hoy se conoce como la ‘Pala Messner’.

 

Hechos y anécdotas

  • En 1986, un escalador chileno cargó sobre sus espaldas una mesa desarmada para demostrar una vez en la cima del monte Aconcagua (de pie sobre la mesa) que se había subido más alto.
  • En 1994 un grupo de ciegos Españoles llegaron a la cima Norte.
  • Un grupo de escaladores Ingleses presentaron un proyecto para llevar a la cumbre una torre de 40 metros de altura desmontada. Querían llegar a 7.000 metros por medio de una escalera. La idea nunca prosperó.
  • Jordan Romero, se convirtió en el escalador más joven en la historia al subir la cumbre norte con 11 años en 2008.
  • En la temporada 1985/86, Fernando Garrido (Español) llegó a Mendoza con el fin de romper el récord de permanencia en la cumbre Norte. Se expuso a la falta de oxígeno, fuertes vientos de hasta 200 km / h, y temperaturas de hasta 60 grados bajo cero. Logró permanecer 66 días en la cumbre, rompiendo así un récord de supervivencia mundial.
  • En 1994 una pareja de alemanes llevaban en la mochila a su hija de dos años de edad, llegando hasta Plaza de Mulas. Fueron evacuados por una orden judicial.

 

Por Manuel Bustelo, director de www.aconcaguaforgroups.com
© Fotos Manuel Bustelo 

 

Twitter Facebook Google Plus Linkedin